Querido septiembre: Todavía nos quedan ganas de mar

Agosto se va y en la despedida nos deja un septiembre de mochilas llenas. ¿Os acordáis del olor del plástico con el que forrábamos los libros? ¿O el papel de aluminio que envolvía el bocadillo del almuerzo sonando en la cocina antes de las ocho?

Septiembre trae siempre cosas buenas de la mano, para muchos es donde terminan las vacaciones y para los más optimistas donde empieza el nuevo año y lo celebran comprando una agenda y llenándola de planes. Eso es septiembre para mi. Volver, con la frente floreciendo como cantaría un Gardel borracho de verano, con el hervidero de ideas escapándose de nuestras frentes.

QUERIDO SEPTIEMBRE

Mi septiembre suele tener vacaciones y cumpleaños así que no puedo decir que odie este mes. Y si encima se adereza de lluvia y alguna tormenta que me sirva de excusa para comprarme unas botas para el invierno, pues mejor.

Espero que si eres de a los que la vuelta se le hace insoportable tengas un momentito para sentarte delante del huerto que has arado durante el verano, repases las simientes que lleves en el puño y las eches al aire. En pocos días veras surgir los primeros tallos.

Si eres uno de esos afortunados que ha sufrido un agosto de trabajo ahora toca recoger la siembra del año. Espero que la cosecha sea grande y propicia. 

Querido septiembre: Todavía nos quedan ganas de mar. Y de amar. A eso no vas a poder ponerle zancadillas.

Anuncios

2 comentarios en “Querido septiembre: Todavía nos quedan ganas de mar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s