Plantas crasas y suculentas: Que son y cómo cuidar de ellas

Cómo cultivar suculentas en casa, las plantas más fáciles de cuidar

Abril! Casi el mes de las flores! Como me gustan las maravillas que la naturaleza nos ofrece. En los últimos años las plantas suculentas o crasas han ido colándose en nuestras vidas a través de Instagram, Facebook y Twitter y han copado nuestros tableros de Pinterest mostrándose como una opción sencilla para decorar un rinconcito de nuestra casa sin ser plantas demasiado exigentes con nuestro tiempo.

il_570xN.644977154_33y7.jpg

Foto de Printable Quirks, Etsy

Entre la oferta de 8.000 especies entre las que se incluyen los Cactus, hay para todos los gustos y puede costarnos una barbaridad decidir, cuando llegamos al vivero y queremos adoptarlas todas. Mi hermano es jardinero y cada vez que voy a su casa tiene un tipo de plantita nueva que soy capaz de ubicar mentalmente en cualquier macetero de mi casa. Me vuelvo loca porque sueño con esos micro pisos de ciudad que se comparten a diario en nuestras redes, con tanto y tanto verde dentro. Esas junglas encima del asfalto. Como se puede deducir si visitas mi tienda, los maceteros para crasas son el producto estrella y por más que hago y vendo no me canso nunca de seguir con ellos mientras me dure esta fiebre.

Pero volvamos a estas pequeñas amigas de las que os estaba hablando.


Las crasas, las plantas fáciles.

Estas especie de planta de hojas gorditas se caracterizan por acumular agua en sus raíces, hojas y tallos ya que provienen en origen de zonas secas y áridas donde a lo largo del tiempo han necesitado aguantar largos periodos de sequía. Por ello desarrollan esta capacidad de acumulación de líquido, lo cual nos facilita su cuidado a los más despistados con el tema del riego.

Si nos fijamos en estas especies casi todas carecen de lo que comúnmente llamaríamos “ramas”. Están recogiditas entorno a su tallo, así el agua y los nutrientes no necesitan recorrer largos trayectos para llegar a todos los extremos. Incluso algunos cactus aparecen cubiertos de pelo lo que les protege del calor y ayuda que no pierdan agua siendo en este caso las espinas lo que los menos frikis llamaríamos hojas.


La luz y el agua

Aunque estás plantas son exigentes en cuanto a luz (que no sol directo que puede quemar algunas especies) con el agua, por lo que os he contado más arriba, nos dan un poco de tregua para que nos relajemos en cuanto al calendario de riegos. Es mejor que pequemos de no regarlas que de pasarnos con el agua, ya que si pasan sed crecerán lentas pero, si nos pasamos con la regadera, se ahogarán y pudrirán rápidamente. ¿Habéis oído alguna vez eso de “Es que a mi se me mueren hasta los cactus”? No es difícil ser un asesino de cactus pensando que los pobres están pasando sed en pleno agosto y echándoles el agua que te sobra de la cena todas las noches.

il_570xN.1084208766_san1.jpg


Entonces ¿Cuántas veces al mes tenemos que regar nuestras crasas?

Esto dependerá de nuestras plantitas, a las cuales con el tiempo vamos conociendo y nos ponen buena o mala cara dependiendo de como las tratemos, pero una media de 2 o 3 veces al mes puede ser más que suficiente en periodos calurosos. Hay plantas que durante el invierno no requieren ningún riego y hay que dejarlas hacer su marcha aunque le cueste mucho a nuestro instinto humano no dejarles caer alguna gotita de vez en cuando.

il_570xN.793791829_23gv (2).jpg


¿Que tamaño o tipo de maceta necesitan mis plantas crasas?

Si plantas una crasa o cactus en un jardín o jardinera grande donde el espacio y la tierra son suficientes para que crezca no habrá quien los pare y cada uno a su ritmo, irá creciendo hasta que la propia naturaleza diga basta. En cambio cuando decidimos que queremos una plantita para un rincón de casa podemos usar desde micro maceteros o terrarios hasta macetas grandes tamaño ikea donde una Aloe-Vera crecerá felizmente sin convertirse en un gigante verde.

El mínimo ideal para una crasa pequeña es un tamaño de 5 cm de diámetro aproximadamente. La planta no crecerá en exceso pero echará las raíces que necesita para su desarrollo correcto y en caso de que empiece a exigir más tierra deberás trasplantarla a otro macetero más grande. Estos son los maceteros favoritos de mi tienda y  los más grandes sirven para plantas de hasta tamaño medio.

il_570xN.906490012_hisf.jpg il_570xN.794106579_tfcm.jpg

Un tamaño medio de entre 6 y 8 cm permite desarrollar suculentas de hoja pequeña y cactus de muchos tipos.

il_570xN.921347396_2u5nil_570xN.673109715_4yxv

Si quieres llenar tu casa de crasas de hoja más grande tendrás que optar por un macetero de tamaño mayor que permita que la planta se expanda hacia abajo con las raíces, y hacia sus extremos con nuevas hojas o tallos.

En cualquier caso cuando veas que las hojas y las raíces se salen en exceso del recipiente que has elegido significa que deberás trasplantar la plantita porque te lo está pidiendo a gritos.


La tierra: Cómo trasplantar una crasa a un macetero.

Como os he contado anteriormente estas plantas provienen de zonas áridas donde la tierra tiene unos requisitos especiales para el correcto desarrollo de estas especies. Nosotros en nuestros pequeños balcones, podemos ayudar a estas plantas buscando  en centros de jardinería especializados o en viveros un sustrato adecuado al que normalmente se le denomina” tierra para cactus”

Una vez tengas el sustrato y llenes la maceta  recuerda no prensarlo demasiado. Las crasas necesitan tener la tierra aireada para que no se encharque.  Aquí tendrás que tener cuidado. Si has optado por una maceta con agujero de drenaje la propia planta se encargará de soltar el agua que no necesite, pero si te has decantado por una maceta sin agujero porque es más cómodo para ti por el tema del riego y la limpieza ten mucho cuidado con la cantidad de agua que le proporciona a la planta  porque podrías ahogarla. Como he dicho antes más vale que pase sed a que se encharque.

Esto es algo que tengo siempre en cuenta a la hora de hacer maceteros. El agujero de drenaje en todos los modelos es opcional ya que muchas veces tener un platito o bandeja debajo de la maceta que recoja el agua sobrante no es la opción que la mayoría prefiere. Hay quien asume el cálculo del agua exacta y listo.

Si habéis navegado por Pinterest en busca de suculentas habréis visto que a muchas macetas con crasas dentro les dan un acabado de rocas por la parte de la tierra donde asienta el tallo.  No está de más buscar gravilla o roca volcánica para simular su hábitat ya que algunas de ellas crecen incluso entre las grietas de las rocas. Esto también lo podéis encontrar en centros de jardinería


Mis conclusiones

Mi conclusión acerca de estas plantas es que me encantan, que consigo tener una buena comunicación con ellas  para saber saber cuando necesitan ser abonadas, ser regadas o transplantadas y esto al final se consigue prestándoles atención durante mucho tiempo, con práctica y quizá habiendo ahogado a unos cuantos cactus sin querer 🙂

Espero que el post os haya sido útil y os hayan entrado ganas de adoptar muchas crasas para llenar vuestros rincones! Nos leemos pronto!

Un abrazo!

il_570xN.1061604581_ll9l.jpg

Lámina de Eva Carot

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s